lunes, 31 de diciembre de 2012

Chartogne-Taillet Cuvée St Anne… ¡Extraordinaire!



Subimos de la mano de nuestro gurú Sebastian un champagne de vigneron, de esas pequeñas casas que producen limitadísimas producciones de espumoso, bajo el mimo de sus propietarios/viticultores. La casa se llama Chartogne-Taillet  y se encuentra ubicada en la zona noroeste de Reims, a escasos 10 kms , en el municipio de Merfy. Son los únicos viticultores/elaboradores de todo el municipio.

La familia Chartogne llegó a Merfy en 1870 y en 1920 Marie Chartogne se casó con Etienne Taillet, familia unida al champagne desde el siglo XVII, creando la casa Chartogne-Taillet. Hoy en día es un nieto Alexandre Chartogne quien se hace cargo del viñedo y la elaboración de vino. Alexandre trabajó con el maestro Anselme Selosse durante el 2005 y el 2006, el cual le ha influenciado en la manera de trabajar el viñedo y en el proceso de elaboración.

Los terrenos donde se asientan los viñedos son primero un pequeño estrato de arcilla y arena para continuar con una importante franja caliza, por lo que hay viñedos cuyas raíces profundizan hasta los veinte metros. Para el cuidado de los viñedos, es la agricultura biodinámica la que rige la filosofía de esta casa. Así se preservan las viñas más viejas, se limitan el uso de levaduras y se analiza el subsuelo de cada parcela para respetar su naturaleza, lo que el suelo puede aportar a la uva.

Este Champagne Cuvée Sainte Anne está elaborado con uvas Pinot Noir (47%), Chardonnay (39%) y Pinot Meunier (14%). El nombre es en honor a la patrona de Merfy, Santa Ana. En su elaboración final se ha añadido 4grs/litro de azúcar en el licor de expedición.

La producción total de esta casa de Champagne no llega a las 50.000 botellas. No hemos podido saber cuántas son de Cuvée Sainte Anne.

CATA

Botella vestida con etiqueta sencilla.

Visual: Amarillo dorado, brillante y con continuada procesión de finísima burbuja.

Nariz: Ataque intenso, arrollador, complejo. Sobre salen las notas de flores blancas (para Sebastian se aprecia notas de Espino Blanco), flores azules (lavanda),  paja, pastelería, fruta blanca (pera, manzana madura Granny Smith), frutos secos (avellana), cítricos (lima) y notas minerales

Boca: Entrada fresca, elegante, redonda, con gran amplitud y notable acidez. Con notas predominantes cítricas, minerales y tostadas. Final de largo recorrido, goloso, con notas de fruta madura y esa mineralidad que le aporta el terroir. 


Un champagne que se prueba y se dice taxativamente “Extraordinaire”. Y todo esto por menos de 30€, excelente RCP.



Aprovechamos para desearos un Próspero Año Nuevo y que aquellos sueños que estéis persiguiendo se os hagan realidad. ¡¡Feliz 2013!!

domingo, 30 de diciembre de 2012

Finca La Oranción 2010, una plegaria al buen quehacer




Subimos un vino de Rioja de los que representan el trabajo bien hecho desde el silencio de lo no conocido, desde el anonimato previo a la fama, elaborado por una pequeña bodega familiar: Hacienda Grimón, fundada en 1998 por los hermanos Oliván. Es una bodega que elabora con el fruto de sus 22 Hectáreas de viñedos que se encuentran situadas en los términos municipales de Lagunilla de Jubera y Santa Engracia, a menos de 20 kilómetros de Logroño.

16 Hectáreas son de la variedad Tempranillo, 4 Ha. son de uva Garnacha y el resto de Graciano. La tierra se abona a la antigua usanza con estiércol de oveja y para buscar una mayor calidad del fruto del viñedo, limitan la producción a 5.500kgs de uva por hectárea. Finca La Oración se elabora exclusivamente con uva Tempranillo.

La vendimia se realiza a mano, con doble selección de los racimos y después del despalillado se introducen en depósitos de acero de 15.000 litros donde se genera la fermentación alcohólica. El Finca La Oración se introduce en barricas nuevas de roble de 225litros, 50% francesas y el resto americanas, donde se produce la fermentación maloláctica y a continuación su crianza, inferior a 12 meses. 

En la elaboración ni se clarifica ni se estabiliza en frío por lo que con el paso del tiempo podemos encontrarnos en las botellas sedimentos naturales.

La producción de este vino fue de 12.137 botellas numeradas.



CATA


Botella de vidrio grueso, vestida con sencillez pero con elegancia, aun teniendo más texto de lo normal. Numero de botella: 11.594. Volumen Alcohólico 13,5%

Visual: Picota de capa medio alta y ribete cereza. Brillante. Buena lágrima


Nariz: Atractiva por su variedad, golosa por sus matices. Salen con el paso del tiempo notas de frutos del bosque negros maduros (mora. Frambuesa, grosella), lácteos, especiados (pimienta), balsámicos (frescor, amentolado), sotobosque (tierra mojada, hongos)

Boca: Entrada envolvente, delicadamente astringente, con taninos nobles y justa acidez. Logradamente equilibrado. Sus notas predominantes son las de frutos negros maduros, con notas dulces especiadas (canela). Su final tiene buen recorrido, con carga frutal y un sutil especiado de pimienta blanca.




Un vino cuidado en su elaboración, amable y goloso en sensaciones, sorprendente por desconocido y con un precio que no supera los 18 euros… correcta RCP

domingo, 25 de noviembre de 2012

Pastrana Manzanilla Pasada… Qué Pasada de Sensaciones!!!



Nos reunimos con Alejandro, el abulense JL y Mara, que nos aportará la fina nariz que toda mujer posee y su amplio conocimiento del fascinante mundo del vino, en esta cata de la Manzanilla Pasada de Pastrana. Una botella que teníamos guardada para un momento especial. La elabora las Bodegas Hidalgo de Sanlúcar de Barrameda quien elabora la súper conocida Manzanilla La Gitana.

Se llama Manzanilla Pasada a la Manzanilla que pasa por un proceso de envejecimiento que suele ser siempre superior a los 10 años. En el caso que nos ocupa, la Manzanilla Pasada Pastrana es un vino generoso elaborado exclusivamente con uva Palomino proveniente de un único viñedo de 14 hectáreas, que se denomina Pastrana (y que da nombre al vino) en el pago de Miraflores.

Para su elaboración solo se destina el mosto yema (el que se consigue sin presionar la uva) que tiene la máxima calidad. Se fermenta en depósitos de acero inoxidables usándose levaduras naturales del viñedo. El vino alcanza al principio un alcohol del 11% pero se fortifica para conseguir el 15,5%.

Se envejece en barricas centenarias de roble americano con el sistema tradicional de esta DO de Jerez- Manzanilla de Sanlúcar, el de criaderas y solera. En esta fase de envejecimiento el velo en flor sufre una degradación natural que le produce una crianza semi oxidativa, la cual le aporta ese carácter intenso y esa diferente personalidad si la comparamos con las manzanillas jóvenes.




CATA

Botella tintada vestida con bonita etiqueta. Volumen Alcohólico 15,5%

Visual: Color oro viejo con reflejos ambarinos, brillante y con abundante y espesa lágrima

Nariz: Explosión de matices e intensidades. Notas marinas de yodo, salitre, marisma, paseo por  Bajo de Guía, de abrazo entre el Guadalquivir y el Atlántico.  Junto con las notas de frutos secos, de flores blancas, de levaduras naturales  y de ebanistería … elevan esta fase olfativa a niveles supremos.

Boca: Si gusta la entrada, emociona su final. Fresca, grasa, salina, amarga, intensa,  poderosa, sorprendente. Notas marineras de las que envuelve a Sanlúcar, de noche y de día y también de campo… de silencioso olivar andaluz. Postgusto muy amplio, punzante, con matices salinos y de frutos secos que quedan en la boca como una lenta letanía y que se aferran en el paladar negándose a separarse, como una despedida de enamorados. Sublime.




Para acompañar mojama, langostinos, gambas, anchoas en salazón, guisos de pescado, quesos semicurados y embutidos. Y este carrusel de sensaciones e intensidades, este tesoro poco conocido, por menos de 13€… excelente RCP.






lunes, 19 de noviembre de 2012

Muñagorri en Madrid… Vini, Vidi, Vinci



A todos los que nos gusta los guisos dormidos a fuego lento, la cocina honesta, los productos selectos mimados en los fogones y los precios con sentido, estamos de enhorabuena porque Pedro Muñagorri se ha instalado en la Capital del Reino.



El restaurante se encuentra en el Barrio de Salamanca y dispone de una capacidad de 40 personas en sala y otras 20 en la animada barra. Es un bonito local diseñado y decorado por Clara Ulargui. Como la sala estaba repleta, nos decidimos probar su cocina de forma informal, en la barra, aprovechando así su selección de vinos por copas.




Empezamos por una generosa ración de jamón ibérico D.O. Extremadura, muy bien cortado y demostrado, poniendo el plato casi en vertical sin que se moviera ni un solo corte.





Vimos que tenían Judiones de El Barco de Ávila y nos decantamos por probarlos porque el tiempo, más invernal que otoñal, nos invitaba a ello. La legumbre era mantequilla y el propio guiso pura seda. 






Estaban realizadas solo con chorizo pero eran realmente sabrosas. Las acompañamos con una piparras que le pusieron la guinda.






Después nos lanzamos a probar un revuelto de Boletus Edulis, cuya presentación entraba por los ojos para trabajo de los jugos gástricos. Plato sabroso por la potencia del hongo y el fondo que lo acompañaba.






Acabamos con una trata de limón casera que era como un beso entre enamorados… difícil de superar.






Quedaron por probar muchos de sus platos estrellas como el Steak Tartar, su Pichón Asado con Foie, el Rabo de Toro, las Patatas al Mortero con Mollejas de Ternera y Foie o cualquier pescado, porque nació donde tienen un don especial para tratar los productos del mar.






En la fase previa de cañas (bien tiradas) de cerveza, éstas venían acompañadas con un detalle de la casa.






El cocinero guipuzcoano se ha instalado en Madrid y en estos pocos meses, por la afluencia de comensales y su captación de clientes Pedro Muñagorri puede decir lo que Julio Cesar dijo en el Senado Romano: “ Vini, Vidi, Vinci”.





Muñagorri Gastro Bar 
Padilla 56 - Madrid 28006
Tlf. 914014741
Cierran Domingos Noche, Lunes y Agosto

miércoles, 14 de noviembre de 2012

San Vicente 2009, Un Placer Celestial



Subimos el otro vino catado con Alejandro, JL y Mowgli, el San Vicente 2009. Este vino de la D.O.C. Rioja pertenece a la Bodega Señorío de San Vicente fundada en 1991 por  la familia Eguren y es elaborado 100% con tempranillo peludo, una variedad de uva casi extinguida. El nombre de San Vicente es un homenaje al pueblo de San Vicente de la Sonsierra donde se ubica la bodega, un pueblo de la Rioja Alta con gran tradición en el mundo de la viticultura.

La variedad “tempranillo peludo” se la conoce así por la vellosidad que tiene en la parte inferior u opuesta de la hoja, es autóctona de esta zona y se abandonó casi hasta su extinción por la bajísima producción del viñedo. Toda la producción sale de la misma finca, La Canoca, una finca de 18 hectáreas de suelo arcillo-calcáreo situada en una de las zonas con mayor altitud del municipio de San Vicente de la Sonsierra. El viñedo, con una media de edad de 30 años,  está plantado en espaldera y su pequeña producción, recogida manualmente,  da un kilo de uva por cepa, en racimos y uvas de pequeño tamaño.

Cuando llega a bodega hay una segunda criba en la mesa de selección.  Las uvas se despalillan y se maceran con sus hollejos durante 14 días con diferentes remontados diarios. El vino realiza la fermentación maloláctica en barricas de roble francés y se envejece en barricas de roble francés nuevo (90%) y americano (10%) durante veinte meses, realizando trasiegos cada 4 meses. Una vez embotellado descansa un año en la bodega antes de su comercialización.



CATA


Botella bordelesa con vidrio grueso y color oscuro, vestida con pequeña etiqueta litografiadas con tintas ecológicas. Corcho 9,5/10. Volumen Alcohólico 14,5%

Visual: Color picota de capa alta y ribete cardenal. Limpio. Lágrima fina y abundante que recorre la copa con parsimonia.

Nariz: Ataque delicado, pleno de matices que lo hace muy apetecible. Las notas que poco a poco van saliendo son las bayas negras maduras, especiadas (vainilla, canela), tostados, cueros, bombón de chocolate con licor y minerales.

Boca: Entrada voluminosa y elegante, con finos taninos, buena acidez, madera y alcohol muy bien integrados, hacen que el conjunto quede muy equilibrado. Las notas que predominan son las frutales y las torrefactas. Un final de largo recorrido, sedoso y goloso que hace añorar el próximo sorbo.

Un vino de Rioja de corte moderno que bailará con soltura con caza, tanto mayor como menor, asados, guisos y quesos bastante curados. Se recomienda abrirlo por lo menos 30 minutos antes de su consumo. Su precio sobre los 30€, correcta RCP.

lunes, 12 de noviembre de 2012

Pintia 2006, Un Toro tan grande como el de Osborne



 Nos reunimos con Alejandro, el pico fino de JL y Felipe, más conocido como Mowgli, para catar dos pesos pesados del panorama nacional Pintia y San Vicente. Subimos primero el Pintia, vino realizado por el Grupo Vega-Sicilia en la D.O. Toro con uva Tinta de Toro (Tempranillo) cuyos viñedos tienen una edad media entre 35 a 55 años. La bodega está situada cerca de la ciudad de Toro, en el término municipal de San Román de Hornija, aunque pertenece a la provincia de Valladolid y posee 80 Hectáreas de viñedos, siendo la mitad de viñedos viejos (25-55 años) y la otra, de reciente plantación, y ambos sobre suelos arcillosos con cantos rodados.

La vendimia del 2006, al ser un año donde no hubo heladas en la zona,  empezó antes de lo normal, el 4 de Septiembre y terminó 9 días más tarde.  La cosecha se recogió manualmente, siendo las uvas transportadas a la bodega en cajas de 8 kilos  donde fueron introducidas en cámaras frigoríficas. Allí pasaron 12 horas para bajar su temperatura a 5ºC. Después se colocaron en la mesa de selección para realizar una segunda clasificación antes de proceder a su entrada en los depósitos de madera de fermentación durante 4 a 6 días, con frecuentes remontados.

La crianza se realiza por un periodo mínimo de 12 y máximo de 16 meses en barricas nuevas 70% de roble francés y el resto de roble americano, aunque estos porcentajes pueden ser modificados dependiendo de las características de la añada.

En el embotellado se hace un riguroso control mecánico y químico del corcho, mandando muestras al laboratorio francés Excel para que certifique su calidad. Por las características de esta Tinta de Toro, la crianza que pasa en botella es fundamental para domar su vigorosidad.

La producción de esta añada 2006 fue de 222.098 botellas bordelesas, 3.000 magnums, 210 doble magnums y 11 Imperiales.



CATA

Botella bordelesa vestida muy " al estilo de la casa", o sea sencilla pero elegante. Corcho 8/10. Volumen Alcohólico 15%.

Visual: Color picota de capa alta y ribete violáceo. Limpio. Lágrima abundante y fina que va tintando su lento recorrido.


Nariz: Ataque intenso, complejo y elegante. En su evolución hay notas de frutos del bosque maduros tanto rojos como negros (moras, frambuesas, arándanos), especias (vainilla, pimienta), lácteos, tostados, sotobosque, ceniza de tabaco, cueros y balsámicos (mentolado)

Boca: Entrada tan intensa y elegante como en la fase olfativa. Los años en botella han domado al potro salvaje. Taninos finos, agradables, buena acidez y con sus poderosos 15º de alcohol plenamente integrados. Muy equilibrado en su conjunto. Las notas predominantes son las frutas maduras, las especiadas y las balsámicas. Final de largo recorrido, goloso, redondo, demostrado que es un toro azabache, astifino y de excelentes hechuras y trapío.





Un vino con correcta RCP (29/33€) que acompañará con arrogancia a cocidos, platos de cuchara, carnes rojas y caza.











jueves, 25 de octubre de 2012

Con más que pan y buen vino se hace el camino



Subimos una aventura castellana, porque es más que un viaje alrededor de un río de vino, como es el río Duero, que desde casi su nacimiento hasta que se entrega con pleitesía al Océano Atlántico comparte con la tierra y el sol, su pasión por los viñedos. Es un viaje en honor a los cinco sentidos, para enriquecernos con lo que viviremos y disfrutarlo de nuevo con sus recuerdos.

La Ruta del Vino Ribera del Duero (http://bit.ly/rutadelvino)  es una de las 21 Rutas del Vino de España, una idea que fue concebida entre la Asociación de Ciudades del Vino y la Secretaría General de Turismo de España. Esta idea potencia el concepto del Enoturismo, pero tal concepto va mucho más allá de lo que es visitar una bodega, es conocer los pueblos, sus gentes y sus vinos, su historia, su gastronomía, sus fiestas, sus hospedajes, sus museos y exposiciones, experimentar infinidad de pasiones.

La Ruta del Vino Ribera del Duero transita por Burgos, Segovia, Soria y Valladolid, englobando 8 Asociaciones, el Consejo Regulador y 54 municipios que aportan 55 bodegas, 22 restaurantes, 20 alojamientos, 12 enotecas y tiendas especializadas, 21 museos y Centros de Interpretación, 3 Spas, 6 Oficinas de Turismo, Centros de Degustación y Cursos de Cata, Bares de vinos, un Centro Ecuestre y otro de Piragüismo, una Quesería y varias Agencias de Viajes. Una Tierra que posee 21.000Ha. de viñedo y que producen al año casi 50 millones de litros de buen vino… todo un reto para el viajero más inquieto.

Lo bueno que en este viaje de sensaciones habrá de todo, bodegas modernas de diseño arquitectónico, bodegas antiguas con calados de piedra que te dicen susurrando que datan de la Edad Media. Recorridos por los viñedos y monumentos de la zona  a caballo o en bicicleta, descubrir en la bodega los matices de su vino, entender lo que nos dice, por qué lleva consigo tanto esfuerzo de personas anónimas pero tan reales como el propio vino, probar las uvas de los racimos mientras aún se abrazan a los viñedos…

¡Y la gastronomía! Estamos en el corazón de Castilla, cómo no vamos a probar un buen asado preparado en horno de barro con leña de encina, horno que no entiende de premuras, impaciencias ni siquiera de prisas. Pero hay más que lechazos y tostones, hay embutidos, quesos y morcillas, finas legumbres, hongos y variada caza cuando es temporada. Para el frío, cómo sienta la sopa castellana o esos judiones que para entrar en calor, son buenas razones.  Esas tiernas chuletillas de cordero junto a los pimientos asados, esto sí que es amor verdadero. Y para el viajero que disfrute con los postres… la cuajada de Burgos con miel de flores, empiñonados, yemas, mantecados, hojaldres o ese bizcocho liviano conocido como ponche segoviano.

Y para descansar de tantas sensaciones y emociones, de catar cuando no beber vinos, de recorrer fiestas, monumentos y caminos, qué mejor hacerlo en una cama de hotel con encanto, en un relajante Spa o dormir como un monarca en una de las dos solemnes Posada Reales. Y para el viajero, que además de amante de la historia sea ferviente cristiano, un palacio que porque estuvo bajo la protección y defensa del Papa,  exhibe escudos del Vaticano.  


No lo dudes, si eres aventurero, romántico, curioso, sibarita, amante del buen vino o un poco de todo, o de todo copioso… la Ruta del Vino Ribera del Duero (http://bit.ly/rutadelvinoy su gente, están esperando recibirte.






lunes, 22 de octubre de 2012

Dos Maderas 5+3, Un Ron con Dos Almas



Subimos un ron 8 años de la bodega jerezana Williams & Humbert (fundada en 1877 por Sir Alexander Wiliams y Arthur Humbert) en cuyo proceso de elaboración y crianza se unen las dos márgenes del Atlántico, el Viejo con el Nuevo Mundo.  Es en el Caribe donde se elabora haciendo un blend con rones de la Guayana y Barbados para después envejecerlo en barricas de roble americano, donde antes se añejó Bourbon, por un tiempo de 5 años. Es una mezcla (blend) perfecta pues mientras los rones de Barbados son suaves y con elegantes aromas los de la Guayana aportan cuerpo.

Después en enviado a Jerez de la Frontera para envejecerlo 3 años más en unas botas que previamente han contenido “Dos Cortados”, un vino palo cortado de la DO Jerez-Xeres-Sherry con 20 años de crianza y numerosos premios internacionales.


CATA

Bonita botella, bien vestida con etiqueta de diseño emulando un documento antiguo y el nombre con letras de español viejo que parecen escritos con pluma de ave. Volumen Alcohólico 37,5%

Visual: Precioso color ambarino, limpio y brillante con lágrima densa.



Nariz: Ataque de gran intensidad, con delicada potencia. Un carrusel de notas melosas, cítricas (piel de naranja/mandarina), frutas secas (higos, orejones), tostados, tabaco de pipa, notas ajerezadas, especias (vainilla, pimienta blanca), caramelo quemado, frutos secos (almendra amarga), maderas nobles, flores secas de tocador, bombón con menta (after-eight)…

Boca: Entrada muy amable, elegante y golosa. Amplio, de medio cuerpo y cierto amargor.   Final de largo recorrido, intenso, suave, cálido con la presencia de maderas nobles y especias.




Un ron al que se le saca todo su potencial tomándolo solo o con un par de hielos. Es cuando se saborea plenamente este ron con dos almas. Perfecto para compartirlo con un puro de media intensidad. Su precio, sobre los 20€, posee una muy buena RCP.

sábado, 20 de octubre de 2012

La Vid, Un oasis para los bon vivants



Este verano la vinoteca La Vid, en el madrileño Barrio de Salamanca, ha cambiado de propietario y se ha notado para bien, para muy bien. Su nuevo dueño, Alejandro, le ha dado un enfoque diferente, impregnándolo de su personalidad, la de un amante de los placeres… la de un bon vivant.



El local dispone de dos salas privadas, una pequeña para 4/6 personas y otra más grande, donde en una cata pueden entrar sin problemas 20 personas. 




En ambas salas se puede disfrutar de una comida o cena privada, bien de ocio o de negocio. En estos casos, todo lo que se beba tiene el mismo precio que el precio de tienda mas 3€ en concepto de descorche y por encargo se puede disfrutar de lo que a uno se le antoje.


El apartado de vinos y champagnes  es amplio, tienen como objetivo llegar a las 700 referencias y 250 en espirituosos. 







También tienen productos gourmet como quesos, embutidos ibéricos, caviar, conserva de marisco y pescado, bombones, aceites, tónicas premium y accesorios para el vino.



Posee una zona de degustación, a parte de las dos salas privadas, para poder disfrutar de los vinos/champagne/G&T de la semana o de lo que nos apetezca tomar.





Cara a las navidades realizan lotes o cestas desde los 50€ en adelante.

Cuando estábamos a punto de irnos, entraron dos clientes en la zona de degustación. A simple vista ya reflejaban aires de gentlemen y bon vivants. Por lo que nos acercamos a preguntarles qué les ofrecía La Vid.:“Somos clientes desde hace poco, pero nos cautivaron por su atención. Atención entendida como esa suma de pequeños detalles que junto a la variedad de productos gourmets a escoger y el excelente servicio, te hacen disfrutar del momento, te relajas como si estuvieras lejos de la velocidad con la que se vive en Madrid. Es como un oasis”


Alcántara  14 (Madrid)
Tel.: 91 578 15 82
Horario: 10-30 a 21.30 Excepto Sábados de Septiembre de 10.30 a 14.30
Cierre semanal: Domingo. Cierre vacacional: Agosto



Degustación de anchoas Sanfilippo e interesantísima ponencia a cargo de Ignacio Sanfilippo en La Vid. 

miércoles, 17 de octubre de 2012

U’Luvka, El Vodka Polaco de la Calidad y el Diseño




Nos reunimos con Alejandro y Juan, cariñosamente conocido como Johnny Good, para catar el vodka polaco más premiado, el U’Luvka destilado por The Brand Distillery Ltd. Este vodka polaco con propietario británico, Mark Holmes, fue lanzado en Inglaterra en la primavera del año 2005. En estos siete años ha conseguido 40 premios internacionales con medalla de oro y en los dos últimos años, siete grandes premios por el diseño de su botella y su embalaje.

Mark Holmes, amante del vodka polaco y de la hospitalidad de su gente se recorrió el país buscando ideas para elaborar el suyo.  En todos los rincones del país escuchó la historia del Rey Segismundo III y su búsqueda del vodka perfecto, allá por finales del siglo XVI.  Y tenía su motivo, porque el monarca ofrecía largas cenas donde el vodka se bebía con alegría y celeridad ya que los vasos donde se vertía el espirituoso tenían tal forma que no se podían poner de pie sobre la mesa. Vaso lleno, vaso que se debía beber en su totalidad antes de dejarlo sobre la mesa. Lógicamente, las trompas que se  agarraban los vasallos eran de órdago a la grande. Y no porque el alcohol produce amnesia… y otras cosas que no recuerdo, sino porque el personal resacoso aparecía con el sol bien arriba en la corte. Por eso, el buen rey quiso elaborar el mejor vodka, que fuera suave para que al día siguiente, no estuviera todo el mundo… por la mañana ausente.

Fue el alquimista Sendivogius el que logró la fórmula ideal y Holmes fue poco a poco fue recopilando las pistas suficientes de cómo debió de ser tal vodka para crear el suyo con el mismo estilo, el U’Luvka.

Este vodka está elaborado con tres cereales: Centeno, Trigo y Cebada de Polonia, agua de la máxima pureza extraída de un manantial y levaduras, destilándose x3 en pequeños lotes. Con la triple destilación se busca la suavidad pero sin perder cuerpo y potencia de sabor



CATA

Botella estilizada de bella figura, todo diseño, puro arte. De esas botellas que captan la mirada en el lineal o estantería. Volumen Alcohólico 40% 

Visual: Cristalina, limpia y con lágrima densa.

Nariz: Ataque seductor y elegante. Predominan nítidas notas de cereales,  florales, especiados (vainilla).

Boca: La entrada es suave, expresivamente cremosa, amplia y con el alcohol perfectamente integrado. Las notas sutilmente dulces (¿vainilla?) y las florales son las que predominan. El final de muy largo recorrido deja notas anisadas y picantes.






Un exquisito vodka, muy suave, para beberlo solo o con hielo. Su gran pero, el precio… mas menos los 50€, mejorable RCP.

sábado, 13 de octubre de 2012

Ginebra Monkey 47, el alma de la Selva Negra




Esta es una ginebra que se elabora en Alemania por Black Forest Distillers GmbH y en cuya elaboración se utiliza, ni más ni menos, que 47 botánicos muchos obtenidos en la Selva Negra, ese gran bosque del estado federado de Baden-Wurtemberg (al suroeste de Alemania).

La ginebra salió al mercado en 2010, pero según los propietarios de Monkey 47 la historia empieza en Julio de 1945 cuando el Comandante Montgomery Collins perteneciente a la RAF es destinado al sector británico de Berlín. Su padre era diplomático y pasó su infancia viajando y aprendiendo idiomas, de los que dominaba cinco. Además  nació en uno de los destinos que tuvo su padre, en Madrás (Indias Británicas) allá por 1909. Al llegar a Berlín se quedo profundamente conmovido por la dantesca situación en la que se encontraba la ciudad y utilizó todo su tiempo en intentar aportar su granito para mejorar tal situación.  Un lugar donde puso su énfasis, fue en el zoo de la ciudad, totalmente destruido por los bombardeos, al que además aportó un macaco cuyo nombre era Max.

En 1951 Collins deja la Royal Air Force y se retira a la Selva Negra para dedicarse a una de sus aficiones, la relojería, como maestro relojero. Pronto se dio por vencido y montó un hotel rural de nombre “Zum Wilden Affen” (El Mono Salvaje) en honor a Max. Como gentleman británico que era, no era capaz de vivir sin su ginebra y como la zona le ofrecía multitud de plantas, flores y agua extraordinariamente pura, se decidió elaborar una ginebra para consumo propio. Falleció a principios de los 60’s llevándose consigo la fórmula. Pero ya en el siglo XXI, en una remodelación del hotel (ya con otro nombre) apareció una caja de madera con una botella de ginebra elaborada por el mismísimo Montgomery, con una etiqueta a mano que ponía “Max the Monkey – Schwarzwald Dry Gin”. Además se incluían fotos, notas personales y la lista detallada de los componentes de la ginebra. ¿Singular cuento por estrategia comercial? ¿Realidad o ficción?

Entre sus componentes destaca los arándanos frescos de la Selva Negra. Producción de 2.500 botellas (nos cuesta creer que sea tan limitada si se encuentra, al menos, en Francia, Inglaterra, Alemania y España). Elaboración con doble destilación del grano y otra más con los botánicos añadidos. Se envejece en barricas de barro.



CATA

Preciosa botella de estilo vintage de color oscuro que recuerda a las viejas botellas de farmacia, vestida con una etiqueta que parece un sello con gráfica antigua. Tapón de corcho también con estilo retro. Volumen Alcohólico 47% (estudiada coincidencia con los 47 botánicos que tiene su elaboración). Botella con capacidad de medio litro.



Visual: Transparente, brillante y muy glicérida.

Nariz: Puede que sea la ginebra con más amplitud e intensidad de notas aromáticas que haya en el mercado.  De las muchas notas que sacamos estaban las cítricas (pomelo, lima, limón), las frutas rojas, bayas negras (frambuesa, arándanos), florales, herbáceas, brote de pino, plantas de monte bajo (romero), especias (clavo, jengibre, canela), eneldo… todo un carrusel que le da complejidad y frescor… pero cómo dificultará la selección de la tónica!

Boca: Entrada potente, con nervio, estructura y volumen. Su graduación está muy presente. Las notas especiadas, las cítricas y  florales hacen un juego de dulzor y amargor al mismo tiempo. Su final es seco y de largo recorrido, con notas herbáceas, especiadas y cierto amargor. Tan largo y excitante que nos recordó a la canción “Long Train Running” de los gloriosos The Doobie Brothers.




Una ginebra curiosa, original, sorprendente y difícil de combinar. Requiere una tónica muy neutra porque si no fuera así sería un choque de trenes y muy poca "decoración". Esta ginebra del país de la cerveza tiene un precio entre 35/40€ por 50cl., hace temblar la RCP pero como  “solo” hay 2.500 botellas…

viernes, 12 de octubre de 2012

Aalto 2009, el exquisito tacto de Mariano García



Subimos el segundo vino catado con Juliana y Oscar, un D.O. Ribera del Duero elaborado en la Bodegas Aalto y cuyo responsable y alma mater es Mariano García, uno de los enólogos más respetado de España. Nació en la finca de Vega Sicilia, donde su padre era el encargado y allí trabajó como enólogo durante 30 años, ahí es nada!

La bodega se formo a finales de los 90, con la unión de Mariano García y Javier Zacagnini con el firme objetivo de hacer un vino monovarietal (100%Tinta Fina/Tempranillo) de gran calidad. Hasta  finales del 2004 se utilizaron instalaciones alquiladas en el municipio burgalés de Roa, inaugurando  la bodega definitiva en Quintanilla de Arriba (Valladolid). Está ubicada en una finca de 15Ha con dos plantas subterráneas para aprovechar la gravedad, utilizando lo mínimo el bombeo mecánico del vino. El curioso nombre, Aalto, es el resultado de buscar un nombre fácil de pronunciar en varios idiomas, de corta longitud y que por empezar con esa doble A aparezca al principio de cualquier lista o guía.

La bodega controla 100Ha de viñedos de Tinta Fina, todas  cepas viejas, situados en 7 términos municipales diferentes. Al recolectar los racimos, éstos pasan a unas cámaras frigoríficas para, una vez controlada su temperatura, se dispongan en una mesa de selección manual y después se envíen al despalillado. De ahí se introduce en los depósitos de fermentación, que son tronco-cónicos (diseñados por esta bodega).

Las uvas de cada viñedo se elaboran de forma individual incluso en la crianza. El parque de barricas consta de 2.000 toneles, la mitad nuevos y la otra mitad, sin que supere los 5 años de edad, franceses y americanos. Al final de la crianza es cuando se ensamblan las diferentes partidas. El Aalto tiene casi 24 meses de crianza.

CATA

Botella de vidrio grueso, tintada y vestida con etiqueta blanca, sencilla pero elegante. Buen corcho. Volumen Alcohólico 14,5%.

Visual: Color picota de capa alta y menisco cardenal. Limpio. Lagrima abundante y densa, que se desliza  con parsimonia por la copa.

Nariz: Ataque de muy buena intensidad, con matices variados. Las notas que van apareciendo son las bayas negras maduras (mora, arándano), lácteas, bombón de licor, caja de tabaco, notas ahumadas, especiadas (vainilla, canela), balsámicas (menta) y suaves torrefactos.

Boca: Tiene una entrada elegante, como el cuello de un cisne. Es carnoso, sedoso, con volumen, taninos amables y justa acidez. Las notas de bayas maduras, torrefactas  y especiadas se aprecian en el paladar. Su final es goloso y de largo recorrido, con la presencia de fruta madura, balsamicos y notas tostadas, que te incitan a seguir disfrutándolo placenteramente.


Un gran vino para acompañar platos poderosos, bien de caza, bien de cuchara, un buen asado castellano o un cocido madrileño/gallego. Agradecerá si se decanta previamente o se abre con cierta antelación. Su precio está sobre los 26€, correcta RCP.

jueves, 11 de octubre de 2012

Santa Rosa Reserva 2006, expresando el amor a una madre



Nos reunimos con dos buenos amigos colombianos, Juliana y Oscar, para catar un par de vinos que además de poseer una excelente calidad tengan al menos un 14% de volumen alcohólico. El primer en tomar es éste que subimos, un vino de la D.O. Alicante elaborado por la Bodega Enrique Mendoza situada en Alfaz del Pi, una de las pioneras en ese despuntar de los vinos levantinos. Se pude decir que de los vinos que elabora esta bodega familiar, éste es su buque insignia, ya que es el vino con el que Enrique Mendoza honra a su madre.

Es un vino elaborado con Cabernet Sauvignon (70%), Shiraz (15%) y Merlot (15%) cuyos viñedos se encuentran ubicados en la Finca El Chaconero (Villena), siempre buscando los racimos cuya baya sea más menuda. En esta finca no se utiliza ni herbicidas ni insecticidas, y su tierra es fertilizada con compost obtenido de su propio ganado.

Se encuba con grano entero y levadura ambiental buscando darle profundidad al vino, fermentándolo a 28ºC en pequeños depósitos de acero inoxidable con cortos remontados. La crianza se realiza durante 17 meses en barricas nuevas de roble francés Allier.

CATA

Botella de grueso vidrio, vestida con etiqueta blanca, sencilla pero bien presentada. Corcho de calidad y Volumen Alcohólico 14%.

Visual: Color picota de capa alta, con menisco granate. Limpio. Lágrimas de buena densidad, que pigmentan la copa en su bajada.

Nariz: Ataque lleno de sensaciones, con potente expresividad.  Aparecen notas de bayas negras maduras, tostadas, balsámicas, sotobosque, maderas nobles, cacao, especiados (vainilla, pimienta negra) y minerales (mina de lápiz).

Boca: Entrada poderosa, de amplio cuerpo, cremoso, con estructura, taninos redondos, buena acidez. Las frutas del bosque maduras y los torrefactos son las notas dominantes. En el final de largo y elegante recorrido, destacan los matices de baya madura y los especiados. Muy golosón de beber, pero previamente es necesario oxigenarlo.

Uno vino que bailará con soltura con guisos, caza, postres con chocolate y quesos semicurados. Sobre los 20€, una muy buena RCP.